Eduardo Punset y BioSciCat llevan la emoción de la naturaleza al Cine

December 27, 2018

 

 

 

Ven la luz las primeras imágenes de “Someretes al Cap” (Soñando someretas) un film emocionante e insólito en todos los sentidos.

 

Se trata del primer proyecto cinematográfico producido en el estado español que aborda la crisis biológica planetaria. La película se encuentra producida por BIOSCICAT y MN Films, y cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad, y la participación, entre otros, de Eduardo Punset.

 

La película recurre a la narrativa y el lenguaje cinematográfico en una nueva estrategia que busca acercar la naturaleza a toda la sociedad para emocionarla y comprometerla. Para ello, funda un universo mágico para narrar una historia bella y conmovedora que el destino creó entrelazando caprichosamente la existencia de pequeñas criaturas, y grandes hombres, entre las cuales se encuentra la infancia de Eduardo Punset.

 

La película se ayuda del niño que todos fuimos algún día para colarse en nuestra conciencia e influirla, y nos desvela el origen de la extrema sensibilidad y del pensamiento vital del famoso economista, político y divulgador científico.

 

Tarragona, 28 de diciembre de 2018

 

 

 

LA PRIMERA PELÍCULA PRODUCIDA EN EL ESTADO ESPAÑOL QUE ABORDA LA CRISIS BIOLÓGICA

 

En un momento en que ven la luz grandes producciones documentales internacionales concebidas para plantear, desde la denuncia, la grave crisis ecológica y biológica que compromete nuestro futuro, BioSciCat apuesta por una fórmula diferente: “Someretes al Cap” (Soñando Someretas).

Efectivamente, “Someretes al Cap” será el primer proyecto de cine-documental producido en el estado español que aborde la pérdida de biodiversidad planetaria proponiéndonos reflexionar respecto a la relación que como sociedad mantenemos con la naturaleza, pero no lo hará mediante imágenes impactantes y desoladoras, como tampoco provocará a través de mensajes apocalípticos o reivindicativos. Y es que “Someretes al Cap”, es otra cosa.

El proyecto cinematográfico se encuentra producido por BIOSCICAT y MN Films, y cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad, y la participación, entre otros, de Eduardo Punset.

 

 

HAY QUE LLEVAR LA NATURALEZA A TODA LA SOCIEDAD, SIN EXCEPCIÓN, Y EMOCIONARLA 

 

Se trata de un proyecto cinematográfico que nace de una convicción: la única esperanza de preservar el milagro de la naturaleza, pasa por construir en nuestra sociedad una cultura de profunda admiración hacia esta, y de respeto por todas las formas de vida. Se trata, en definitiva, de forjar una actitud que se convierta en un rasgo cultural identitario de nuestro pensamiento colectivo como sociedad, y que sea incuestionable, inquebrantable, e independiente del ideario político individual. 

Nace de esa convicción, pero también de la certeza de que solo podemos luchar por aquello que amamos. ¿Y cómo hacer para que toda la sociedad desee y exija la conservación de la naturaleza por delante de cualquier otro beneficio? Ese reto plantea un cambio de paradigma: hay que llevar la naturaleza a toda la sociedad, sin excepción, y emocionarla. ¿Y cuál es el mejor modo? Sin duda, el cine.

Esa es la razón por la cual BIOSCICAT ha apostado por huir del género clásico del documental científico, y recurrir a la narrativa y el lenguaje cinematográfico a través de “Someretes al Cap”, ensayando nuevas fórmulas pensadas para abrir los ojos a toda la sociedad ante la belleza de la vida, y para influenciar a aquel público que nunca antes se interesó por el documental de naturaleza. 

La propuesta: fusionar géneros, tomando lo mejor de cada uno de ellos. Del documental científico y naturalístico, el inigualable poder de seducción que desborda la naturaleza (en formato 4k) y los puntos de vista que ofrecen las técnicas del género, así como la posibilidad de presentar un relato científico autorizado. De la ficción y el lenguaje cinematográfico, la magia hipnótica de su estética y la fuerza narrativa de historias reales que emocionan y atrapan.

 

 

EL PEQUEÑO PUNSET Y LA SOMERETA: SIEMPRE QUEDAN GRANDES HISTORIAS ESPERANDO A SER EXPLICADAS

 

Por supuesto, el documental pretende concienciar de la grave crisis biológica que sufre el planeta así como exponer las razones estrictamente científicas por las cuales la humanidad debería de reaccionar urgentemente.

Esos son los argumentos científicos. Pero más allá de ellos, la verdadera cuestión nuclear sobre la que incide la película-documental es otra: los argumentos emocionales. El film busca reavivar en nosotros los vínculos emocionales que anclan sus raíces, de un modo atávico, en nuestras más íntimas experiencias individuales con la naturaleza, y que son la fuerza principal para amarla visceralmente y para revelarnos ante la idea de herirla. Esas emociones y su transmisión, esa es la cuestión.

Los argumentos científicos exigían ser narrados por una voz autorizada con capacidad para acceder e influenciar al gran público. Los emocionales también. Era necesario además tener una historia real y cautivante que fuese capaz de atrapar y de conmover. Aunque parezca imposible, existe una historia y existe esa voz: la somereta de Montsant, y Eduardo Punset.

La caprichosa e inagotable imaginación de la realidad quiso crear en las montañas de Montsant una historia conmovedora en torno a una diminuta criatura única en el mundo, la existencia de la cual acaba uniendo diversas vidas pese a parecer estar relegada a la imaginación de un niño. Un niño cuya relación con los animales acabaría marcando para siempre su manera de comprender el mundo, y a través de él, la de millones de personas: el pequeño Eduardo Punset.

La de la somereta es una historia de seres y existencias caprichosamente entrelazadas, y de hechos inverisímiles. Aglutina el ansia por descubrir y descifrar el mundo viviente de grandes hombres, el olvido injusto de científicos abnegados, la sombra de la extinción planeando sobre criaturas irrepetibles, segundas oportunidades que raramente concede la naturaleza y, al final, la emoción en los ojos encendidos de un niño ante un ser vivo irrepetible.

La película funda un universo mágico y cautivador para narrar una historia tan bella como conmovedora, y se ayuda del niño que todos fuimos algún día para colarse en nuestra conciencia, e influirla definitivamente.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

SÍGUENOS
ENTRADAS DESTACADAS
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • Vimeo

Maria del Mar Bonet i BioSciCat col·laboren per produir “Les Illes de la Pell Blava”, un homenatge a les Illes Balears [Estrena 1 de març]

February 26, 2019

1/2
Please reload

HISTORIAL DE ENTRADAS
Please reload