Search
  • bioscicat

La caracola del Cabo de Creus (Erodium foetidum), una de las plantas más amenazadas de España, somet

Bajo la sombra del SARS-Cov-2, necesitamos saber, más que nunca, que la naturaleza continuará celebrando la primavera



La “caracola del Cabo de Creus” (Erodium foetidum) es un ser único, una pequeña planta endémica y amenazada que sólo subsiste, haciendo posible la primavera, en dos rincones del planeta aislados entre sí: el Golfo de León, en Francia, y el Cabo de Creus.


La Sociedad Catalana de Ciencias para la Conservación de la Biodiversidad (BioSciCat) llevará a cabo una batería de estudios para conocer mejor la biología, ecología y tendencia de su única población ibérica. El objetivo es alcanzar los conocimientos necesarios para redactar el Plan de Recuperación de esta especie, catalogada "en peligro de extinción" en Cataluña y en España.


El proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y del Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalidad de Cataluña, así como con la colaboración del Parque Natural de Cap de Creus.


Se enmarca dentro del programa "Irrepetibles", de BioSciCat, una línea de acción dirigida a promover la conservación de los seres vivos más amenazados, la distribución mundial de los que queda relegada a la península ibérica.

Tarragona, 29 de mayo de 2020

En un momento en que la sombra del SARS-Cov-2 ha empañado nuestras vidas con incertidumbres, nos reconforta saber que ahí fuera, la primavera avanza, y que la naturaleza sigue celebrando la "vida".


Han sido tiempos de aprendizajes. Tiempos en que, por primera vez, como si de un experimento de laboratorio se tratara, hombre y naturaleza han sido nítida y deliberadamente separados, aislados. Alguien duda del resultado?: la naturaleza no nos necesita; nosotros no podemos vivir sin ella.


Pero no es la única realidad que hemos tenido que asumir repentinamente. Otra sensación que con el paso de los días ha arraigado profundamente en nosotros, es que la aparente fortaleza y seguridad de las mayores certezas, aquellas que sostenían nuestras vidas, es más frágil de lo que creemos.


Pues bien, toda esta verdad revelada, de alguna manera, podemos encontrarla exquisitamente sintetizada en la delicada existencia de una diminuta planta, la ‘caracola del Cabo de Creus' (Erodium foetidum): admirando la belleza de sus flores nos invade la certeza absoluta de no poder concebir nuestra existencia fuera de la naturaleza, pero a la vez, su fragilidad, y la idea plausible de que pueda desaparecer para siempre, nos recuerda que ni siquiera los ciclos naturales, como la irrupción de la primavera en el Cabo Norfeu gracias a su floración, son tan imparables como pensábamos hasta ahora.



Conservar la “caracola del Cabo de Creus”


La “caracola del Cabo de Creus” es una pequeña planta endémica y amenazada que sólo se encuentra entre Montpellier y Perpiñán, en Francia, y en el Cabo de Creus, donde sobrevive aislada la única población conocida de la península ibérica. Ha sido ya considerada "en peligro de extinción" en el Catálogo de flora amenazada de Cataluña y en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Se trata de una de las estrellas que han hecho posible que la primavera se encienda cada año en el firmamento de la cúpula terrestre del Cabo de Creus. Pero es también uno de los seres únicos e irrepetibles que podrían apagarse, para siempre.


Para evitarlo, la Sociedad Catalana de Ciencias para la Conservación de la Biodiversidad (BioSciCat) ha iniciado un proyecto enfocado a su estudio y conservación. La investigación se centrará en descifrar aspectos demográficos, biológicos y ecológicos que serán imprescindibles para hacer posible el futuro Plan de Recuperación de la especie, un instrumento que, de acuerdo con lo previsto en la legislación vigente, deberá definir cuáles son las acciones que habrá que llevar a cabo para asegurar la viabilidad de la especie.


A través de este proyecto, BioSciCat añade una nueva especie en su programa "Irrepetibles", una línea de acción dirigida a proteger y conservar los seres vivos más amenazados y endémicos de la geografía ibérica, es decir, aquellos cuyo futuro está exclusivamente en las nuestras manos.



El proyecto


El proyecto se articula en cuatro ejes de trabajo: la revisión del conocimiento científico previo sobre la especie; el estudio de la única población conocida en la Península Ibérica, en el Cabo de Creus; la búsqueda de eventuales nuevas poblaciones a partir de un modelo predictivo; y la divulgación y comunicación de la importancia de esta especie gravemente amenazada.


Con los resultados que se deriven se espera obtener información valiosa sobre diversos aspectos que pueden resultar claves para establecer un programa razonado que se dirija a la conservación de la especie. Hay que responder algunos interrogantes. La población de “caracolas del Cabo de Creus” es estable, aumenta o disminuye? Algunos trabajos precedentes han evaluado el total de individuos de la única localidad española conocida. Las prospecciones que se llevarán a cabo, permitirán estimar si existe una tendencia demográfica clara o si, por el contrario, la población se mantiene estable. La localidad conocida en el Cabo de Creus es única o hay otras? A partir de la caracterización de los parámetros ecológicos de la localidad conocida en el Cabo Norfeu, cerca de Roses, se elaborará un modelo matemático predictivo que orientará la búsqueda de eventuales poblaciones nuevas en otros lugares con similares condiciones ecológicas, que incluirá también el uso de drones. A qué amenazas se enfrenta? Se estudiará cuál es el impacto que pueden causar sobre la población las presiones, ya sean de origen humano, como el turismo o la ganadería, o natural, como el cambio climático o los incendios forestales.


Estas y otras líneas de investigación nos permitirán tener un conocimiento bastante más preciso de la única población ibérica de una especie endémica que actualmente posee una reducidísima área de distribución mundial. La divulgación de los trabajos que se irá realizando a lo largo del proyecto tendrán por objetivo informar y hacer a la población local y visitante partícipe de esta pequeña joya natural: sólo puede amarse lo que se conoce.



Apoyo y financiación


El Proyecto de investigación de la caracola del Cabo de Creus cuenta, entre otros, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y del Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalidad de Cataluña, así como con la colaboración del Parque Natural de Cap de Creus.


52 views
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Vimeo

​© 2019 BIOSCICAT